La humanidad siempre por encima del deporte

La humanidad siempre por encima del deporte

19/06/2020 0

Las protestas raciales en los Estados Unidos están en un momento que puede ser determinante para conseguir un cambio en la sociedad. No es sencillo lograrlo, pero el impacto de las figuras públicas en las protestas están siendo un gran soporte para que se mantengan vivas y sea la vez que más se han prolongado en la historia moderna.

Vivimos en una época de consumo rápido. Esto incluye los pensamientos de las personas. Por norma general, vivimos en unos tiempos con tantas distracciones que pasan tantos estímulos por nuestros ojos que se hace imposible almacenar todos en nuestra mente. La memoria de los seres humanos es limitada, e incluir nueva información significa eliminar la vieja.

Estos meses, con el coronavirus azotando la sociedad, se ha vivido un escenario distinto. No ha habido deportes, ni nuevas grabaciones de series de televisión, ni conciertos, ni nada. Se podría decir que han sido unos meses donde la gente ha tenido más libertad de pensamiento que nunca para acomodar sus ideas y saber darle importancia a lo que realmente lo merece.

En la WNBA se ha dado un caso que refleja esto a la perfección. Una jugadora que es varias veces campeona de la liga con Minnesota Lynx ha decidido quedarse fuera de la temporada 2020 para seguir utilizando su voz en favor de la igualdad racial.

 

Imagen

 

Durante estas semanas, Renee Montgomery ha sido todo un ejemplo de lo que una figura pública debería hacer. Se ha centrado totalmente en expandir el mensaje de la lucha contra el racismo y ha estado de forma activa colaborando en las calles de Atlanta para hacer que las mismas sean más cómodas para las personas que se dejan la piel con las pancartas y los megáfonos.

La guard de las Dream ha estado con su fundación entregando agua y comida en las manifestaciones, siendo una hija adoptiva de la ciudad en donde lleva solo unos años. Renee ha demostrado que personas son personas en todo el mundo y en cualquier rincón. Se le ha visto como si fuera natal de Georgia y cumpliendo con su tierra, pero lo que ha hecho es ser un ser humano envidiable y que le ha devuelto el amor que ha recibido de Atlanta.

Montgomery es una persona muy cultivada en la historia del pueblo afroamericano, conociendo muy bien los motivos por los que se ha hecho necesario quedarse sin jugar por seguir con su trabajo social. En su cuenta de Twitter hace unas semanas comentó que esta situación se ha repetido muchas veces durante el paso de los años.

«Mi mamá vivía en Detroit durante los disturbios en el verano de 1967. Avance rápido hasta 2020, estoy viviendo en Atlanta durante los disturbios«, publicó Renee haciendo referencia a que por muchas décadas que pasen las personas de raza negra siguen teniendo que luchar por la igualdad. Algo que rescató para comenzar una publicación en The Players Tribune donde explica sus pensamientos.

Entre un caso y otro, ha habido muchos otros que han marcado la historia pero no han servido para que un cambio se lleve acabo. «Continúan hablando sobre cómo hace 30 años fue asesinado Rodney King en Los Ángeles» dijo Montgomery tras haber pasado las noches de las protestas detrás de la pantalla con miedo a lo que pudiera ocurrir en el país.

Un ejemplo muy claro del tipo de persona que es Renee se encuentra muy fácil en Maya Moore. Han sido compañeras en diferentes etapas, conociéndose muy bien la una a la otra y demostrando que tienen una filosofía de vida muy parecida. Es cierto que quizá Moore lo haya conseguido llevar a otro nivel, pero eso no le quita nada de mérito a lo que se propone Montgomery durante estos próximos meses.

 

Barack Obama, Renee Montgomery, Geno Auriemma - Renee Montgomery and Geno Auriemma Photos - Zimbio

 

Incluso Renee comentó que habló con el entrenador de ambas en UConn Huskies sobre esta decisión, y Geno Auriemma le hizo las mismas preguntas que en su momento le hizo a Maya cuando decidió dejar el baloncesto.

Hay una corriente de pensamiento que indica que jugando las competiciones se podrá utilizar el foco que generarán para seguir con las protestas, pero hay otra que piensa que hay que eliminar todos los estímulos posibles que puedan interferir en la gente. Y siendo sinceros, una vez se empiecen a jugar los partidos el público general estará más pendiente de lo que ocurra dentro de las líneas de la cancha que fuera de ellas. Por mucho que se reivindique en camisetas, declaraciones u otras formas, siempre el mensaje estará en segundo plano.

En la WNBA en concreto se ha propuesto por parte de Breanna Stewart el poner #BlackLivesMatter en los límites de la cancha, utilizar camisetas reivindicativas, arrodillarse ante el himno y otras cosas. Unos gestos que están muy bien, pero que por desgracia es muy poco probable que sean suficientes como para mantener el mensaje por encima del espectáculo.

El hecho de ver como atletas de élite renuncian a su temporada por un fin mayor, que es buscar un cambio en la sociedad, es algo que tiene un gran impacto. Y que realmente tendrá más influencia en los seguidores del deporte que verles reivindicarse pero jugando. «Necesito que hagan algo más que escucharme ahora mismo. Necesito que me SIENTAN«, escribió Renee en The Players Tribube. Y es que si los deportistas están más pendientes de jugar sus competiciones que de apoyar al movimiento, sus palabras quedarán un poco como si fuera papel mojado.

 

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Twitter y allí encontrarás todo el contenido que publicamos. ¡En @ElPerimetro_es lo encontrarás!

Manu Fresno
La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.
Deja una respuesta
Translate