Los mayores errores del Draft NBA: Phoenix Suns

El draft del 2016 fue un verdadero espanto para los Suns, en la 4ta posición eligieron al ala-pivot croata Dragan Bender, quien en 3 temporadas con la franquicia, nunca pudo marcar la diferencia para su equipo.

En esta serie de artículos, repasaremos las peores selecciones de los 30 equipos de la NBA en el draft. Empezando por los Phoenix Suns.

Phoenix se caracteriza históricamente por ser una franquicia muy irregular, la última vez que la franquicia de Arizona llegó a los playoffs fue en la temporada 2009-2010 conformando así lo que es su peor racha en la historia sin jugar la postemporada y a pesar de que la presencia de jóvenes como Devin Booker o DeAndre Ayton ilusionan a los hinchas de los Suns, hoy en día podrían estar mucho mas arriba de lo que se encuentran actualmente.

El draft del 2016 fue un verdadero espanto para los Suns, en la 4ta posición eligieron al ala-pivot croata Dragan Bender, quien en 3 temporadas con la franquicia, nunca pudo marcar la diferencia para su equipo, siendo la 2017-2018 su “mejor” temporada en donde promedió por partido tan solo 6.5 puntos, 4 rebotes y una asistencia, con un prácticamente nulo aporte defensivo. No conformes con eso, Phoenix consiguió mediante un traspaso el pick numero 8, perteneciente a los Sacramento Kings, a cambio entregaron el pick nº 13 de ese mismo draft y los derechos de Bogdan Bogdanovic, el alero serbio drafteado en el año 2014. Con ese pick, la franquicia eligió a Marquese Chriss, otro ala-pivot. Hoy en día Bogdanovic es titular indiscutible en Sacramento mientras que Chriss ya no se encuentra en Phoenix.

Sin embargo los fracasos en los drafts no se dan solo por quien eligieron, sino también por quien no eligieron. Al haber drafteado a Dragan Bender en el pick nº4, los Suns se perdieron la posibilidad de escoger a jugadores como Buddy Hield o Jamal Murray, sin embargo en ese momento Phoenix contaba con Eric Bledsoe como base y Devin Booker como escolta, por lo que no era un lugar en la cancha a reforzar. Lo que si es imperdonable para Phoenix, teniendo en cuenta que buscaban un ala-pivot, es haber pasado por alto a jugadores como Domantas Sabonis o Pascal Siakam, quienes luego fueron All-Stars de la NBA y en el caso de Siakam, ya tiene un anillo de campeón.

El draft de 2017 no fue diferente para Phoenix. tras una pésima temporada 2016-17 donde los Suns terminaron con 24 victorias, siendo el peor equipo del Oeste, se quedaron con la 4ta elección, eligiendo a Josh Jackson. Si bien sus números en Phoenix, aunque nada destacables, no fueron malos, Jackson dejó mucho que desear en su comportamiento fuera de la cancha. Tuvo algunos problemas con drogas y en mayo de 2019 fue detenido en un festival de música tras haber intentado huir de la policía luego de querer entrar a una zona VIP sin autorización. Esto llevó a que los Suns finalmente lo terminen traspasando a los Memphis Grizzlies a cambio de Jevon Carter y Kyle Korver, a quien terminaron cortando.

Por elegir a Josh Jackson, los Suns se perdieron jugadores como Donovan Mitchell, que al jugar en la misma posición que Devin Booker se puede entender, pero también perdieron la oportunidad de seleccionar a, por ejemplo, De’Aaron Fox, que les hubiese venido muy bien ya que Bledsoe solicitó el traspaso de Phoenix y disputó solamente 3 partidos esa temporada. También dejaron pasar a jugadores como Bam Adebayo o Kyle Kuzma, que definitivamente hubiesen aportado mas a Phoenix de lo que terminó haciendo Jackson.

Para finalizar, nos vamos mas atrás en el tiempo, al Draft del 2006 donde en la posición 21 los Suns seleccionaron a Rajon Rondo pero lo traspasaron a los Celtics a cambio de un pick de primera ronda del Draft 2007 el cual también cambiaron, a los Portland Trail Blazers a cambio de dinero. De esta manera, Phoenix intercambió a un 4 veces all star, miembro del tercer equipo ideal de la NBA en 2012, 2 veces en el quinteto defensivo de la NBA y campeón de la NBA sin recibir nada a cambio.

Hoy en día los Suns podrían ser un mucho mejor equipo, siguiendo con las aspiraciones que tenía en la década de los 2000, cuando de la mano de Mike D’Antoni y Steve Nash fueron verdaderos candidatos al título, sin embargo sus propias malas decisiones llevaron a esta franquicia al lugar en donde están hoy.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate