Joel Embiid da un susto a Philadelphia 76ers

En Philadelphia no atraviesan el mejor momento. Desde el partido de Navidad ante los Milwuakee Bucks han ido en plena cuesta abajo. Los resultados han sido muy malos

En Philadelphia no atraviesan el mejor momento. Desde el partido de Navidad ante los Milwuakee Bucks han ido en plena cuesta abajo. Los resultados han sido muy malos y no consiguen encontrar la estabilidad que exige ser un contender de la NBA. Es cierto que los rivales no han sido sencillos, pero no tener ni una victoria en este tramo enciende las alarmas.

El 25 de diciembre fueron muy superiores al mejor equipo de la Conferencia Este, y quizá de la liga. Una vez ocurrido eso, el paso por el Estado de Florida ha sido letal para ellos. Acumulando derrotas contra Miami Heat y Orlando Magic. En ambos perdiendo por una posesión y llegando a la prórroga contra la franquicia liderada por su ex-jugador, Jimmy Butler.

En los siguientes partidos se vieron inferiores ante los Indiana Pacers y los Houston Rockets, encadenando 4 derrotas consecutivas y descolgándose de los primeros puestos de la clasificación.

Durante el partido de anoche, ante Oklahoma City Thunder, ocurrió una de las peores cosas que podrían venirse encima de los 76ers. La estrella interior ha sufrido una fractura en un dedo de su mano y que le obligó a abandonar la cancha.

 

Una vez pasados los minutos, el milagro ocurrió para Philadelphia. El regreso de Joel Embiid a la pista fue una auténtica sorpresa y que demostró un gran compromiso con el equipo sabiendo la mala situación que atraviesa.

A lo largo de la carrera del pivot, ya ha sabido lo que es perderse muchos partidos, por lo que siempre hará todo lo posible para intentar aportar y competir. ‘El Proceso’ se ha visto afectado por culpa de traspasos, lesiones y canastas mágicas como la de Kawhi Leonard, pero el nivel de implicación que tienen las estrellas como Ben Simmons y el propio center hacen pensar que este barco puede llegar a buen puerto.

En parte la ausencia de Matisse Thybulle ha sido uno de los factores que les han hecho perder tanto. Es un novato, pero su impacto en defensa es superior al de Embiid y se encuentra a la altura de Simmons con un 3.1 de Defenssive BPM. El interior tiene un 2.2 de esta estadística, mientras que otros como Al Horford tiene un 2. Algo que habla bastante bien del rookie, quien se ha vuelto el co-capitán del australiano en defensa.

Sumarse la ausencia de Embiid a la de Thybulle hubiera sido un auténtico caos para Philadelphia. Habrá que estar pendientes de la evolución del dedo del camerunés y ver si no tendrá efectos secundarios haber vuelto a la cancha después del incidente.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate