Tacko Fall firma un contrato con Boston Celtics

(Imagen vía: WRUF)

En la noche del draft, uno de los nombres que estaban en la mente de todos con ganas de verle con espacio en la NBA era el gigante de Dakar. Una vez seleccionados los 60, el pívot quedaba fuera de la lista y quedando como agente libre para la Summer League. Un físico diferente al resto y por el que no quiso apostar ninguna de las franquicias. Un caso parecido a Bol Bol, quien si fue seleccionado pero cayendo muchos puestos de lo esperado.

En este 2019 los físicos alternativos no han tenido buena acogida, pero una vez comenzada la liga de verano empezaron a cambiar las sensaciones. Danny Aigne no desperdició la oportunidad de tener a Tacko entre sus filas y se lanzó a por él para probarle antes de comenzar la competición.

En los Celtics se han ido enamorando poco a poco de Fall, al igual que gran parte de la afición. Un jugador al que le sobran los centímetros y que puede tener muchas cosas en contra, pero que sin duda puede aportar cosas que muy pocos pueden dar a un equipo. Una vez terminada la Summer y llegando la pre-temporada, en las oficinas de Boston tenían que decidir si confiar en lo que habían visto.

El contrato two-way llegaría a las manos del africano para tener la posibilidad de entrar durante 45 días en la primera plantilla. En un principio la mayor parte del tiempo lo pasará en la G-League, pero la puerta ya se encuentra abierta para ir subiendo escalones y llegar al objetivo de ser jugador de la NBA. El principal problema llegaría con la rotación, la que ya cuenta con varios nombres en su posición: Enes Kanter, Robert Williams III, Daniel Theis y Vincent Poirier. La competitividad es muy dura, pero por suerte para Tacko tiene cosas diferentes y puede optar a ser útil para Stevens en algún tramo de la temporada.

En los verdes acostumbran a trabajar a los jugadores en la Liga de Desarrollo, por lo que seguramente los planes que tengan para Fall sean más pensando en largo plazo y no para tener impacto directo en su año rookie. Una apuesta a largo plazo, a priori, que puede dar mucho para los de Massachusetts y ser uno de esos jugadores con los que crean grandes vínculos los aficionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate