Lo mejor de dos mundos, Steve Kerr

La historia juega una mala pasada a todo aquel jugador que una vez retirado, decide tomar las riendas de un equipo. Actualmente recordamos a Jason Kidd con Brooklyn Nets, Luke Walton y los Lakers. Y si no fuese por su anillo de campeón gracias a Lebron en 2016, Tyronn Lue entraría en la reciente lista de fiascos del banquillo NBA.

Curiosamente la historia no paso por el ahora envidiable y odiado entrenador de los Warriors, Steve Kerr. El paso por la historia, encontrándose en el momento indicado con las personas indicadas. Remontémonos al año 1994, en Chicago. Jordan, Pippen, Tony Kukoc y Dennis Rodman. Keer llegaba de Phoenix Suns a uno de los capítulos más problemáticos dentro de un vestuario en “la ciudad de los vientos”. Pero había alguien que sabia manejar todo el morbo y odio dentro de esas paredes, Phill Jackson. Los medios le otorgan el sobrenombre de “Zen Master” o “Maestro de la meditación”.

Supo controlar de una manera inimaginable los egos de sus jugadores, sin reprimir en ningún momento sus habilidades dentro de la cancha. Eran ellos jugando al baloncesto que muchos admirados en vídeos en la web hoy en dia. Kerr era parte de uno de los equipos más temidos del aquel entonces, era un afortunado. Tanto que llego a conseguir 3 campeonatos al hilo con Chicago. Pero la historia le tenia algo más reservado, llegaría a las manos de una franquicia que hoy por hoy se considera una universidad del basquet en la NBA. Hablamos de San Antonio Spurs y Gregg Popovich.

Como si no fueran suficientes 3 anillos, al momento de su llegada a las espuelas obtuvo otro anillo de campeón. Siendo el segundo jugador en la historia en conseguir 2 anillos consecutivos en 2 franquicias diferentes. ¿Bonito dato para compartir en el momento de su retiro verdad? Tenemos que seguir esperando para que los medios empiecen a sacar  datos como el anterior de Kerr, una vez terminada su carrera de jugador todos sabemos lo que paso.

El alumno superó a los maestros.

Inexperto, esa es la palabra que muchos le otorgaron a Kerr cuando Golden State hizo el anuncio de su nuevo entrenador. Pero fue todo lo contrario, fue el mejor entrenador “novato” y digo novato por protocolo, porque a criterio personal no lo era. Obteniendo un arranque de 30-5 el mejor visto a día de hoy. No fue necesario el triangulo ofensivo y las matemáticas de Phill, mucho menos los toques FIBA en una duela NBA como Pop decía. Fue un estilo nunca antes visto, abriéndole paso a una nueva era. El triple y la media distancia su carta de presentación.

Tomando practicas de sus maestros para el manejo de individuos problemáticos como Draymond Green, especialista en  faltas técnicas y “trash talk”.Dar rienda suelta a la creatividad de Curry y explotar capacidades defensivas de un futuro MVP de finales, como Andre Iguodala en lo ultimo de su carrera. Un año le basto para conseguir su primer anillo de entrenador.

Pese que falta mucho por comentar de su era de entrenador, no cabe duda que ya suena en la lista de los mejores entrenadores de la historia. Pero solo el tiempo dirá, que tan grande puede llegar a ser. Odiado por muchos, alabado por otros. Kerr se convirtió en lo que un día jamás imagino, pero siempre tuvo frente a sus ojos. Sin negar el gran papel que desempeñaron sus mentores para estar donde hoy se encuentra, mucha humildad y clase, aceptando la derrota o disfrutándola.

 

Imagen vía NBA

#EntraEnLaZona

1 pensamiento sobre “Lo mejor de dos mundos, Steve Kerr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate