¿Qué es el WNBA? Información general, formato de competición, equipos..

La NBA, la cual ya poseía una liga de baloncesto profesional masculina hace muchas décadas, se estaba replantando incorporar una sección femenina, pero no fue hasta el 24 de abril de 1996 que esta idea se convirtió en una realidad. Ya en la temporada de 1997 estaba empezando a desarrollar la competición, aunque con un inconveniente: la competitividad con otra liga similar. En 1996 también se fundó la Liga Americana de Baloncesto, otra organización con el mismo objetivo que la WNBA.

La diferencia que tenía la WNBA sobre cualquier otra liga similar, dado que no fue la primera, es el respaldo de la Junta de Gobernadores de la NBA desde su inicio, algo que responde a las posibles preguntas que pueda generar el logotipo o el mismo nombre. El “Logo Woman” fue seleccionado entre más de 50 diseños por su paralelismo con el símbolo de Jerry West.

Entre los dos mercados más grandes (New York y Los Angeles) tuvieron el placer de brindar el primer partido de la historia de la WNBA el 21 de junio de 1997 y se disputó en tierras angelinas. Este partido, como no iba a ser distinto, tuvo una explosión a nivel mediático dado que fue retransmitido en NBC (titular de los derechos de la NBA). Tras este primer contacto de la liga con la televisión, esta misma cadena empezó a emitir más juegos, al igual que otros canales de la empresa conjunta como por ejemplo Walt Disney Company o ESPN.

La WNBA ha ido desarrollando un funcionamiento muy parecido a la NBA, además de ser un complemento en el calendario de la misma ya que esta cuadrada para cubrir los meses en los que la otra descansa. Esto hace que la regular season comience en mayo y termine en septiembre, garantizando que las dos ligas no se pisan en audiencia ni horario de los partidos. Incluso hay varios equipos que comparten pista y parte de los propietarios con franquicias NBA de la misma ciudad.

Los equipos

En 1996/97 solamente había ocho equipos en la liga, un número pequeño pero que sería más que suficiente para hacer crecer a nivel mediático el deporte femenino en los Estados Unidos. Esos ocho conjuntos son: Charlotte Sting, Cleveland Rockers, Houston Comets, New York Liberty, Los Angeles Sparks, Phoenix Mercury, Sacramento Monarchs y Utah Starzz.

Actualmente en la WNBA ha aumentado el número de franquicias, aunque al igual que en la NBA varias han desaparecido para ser traspasadas a otra ubicación y ser cambiada de identidad. En total ha habido 18 equipos, pero solamente 12 de ellos siguen en activo compitiendo. Pocos de los conjuntos iniciales se siguen manteniendo: Las Vegas Aces (antes Utah Starzz), New York Liberty y Phoenix Mercury.

Al igual que en la otra entidad, la liga femenina se divide en dos conferencias repartidas territorialmente en el país, lo que hace que sea exactamente lo mismo con Conferencia Este y Conferencia Oeste.

screenshot_37-e1557492609171.jpg

screenshot_37-1-e1557492685249.jpg

Varias de las franquicias comparten ciudad con una NBA como son: Atlanta con los Hawks, Chicago con los Bulls, Indiana con los Pacers, New York con los Knicks, Washington con los Wizards, Dallas con Rockets, Mavericks y Spurs, Los Angeles con Lakers y Clippers, Mnnesota con los Timberwolves y Phoenix con los Suns. Anteriormente también debemos recordar que en Seattle compartían con los SuperSonics, siendo el equipo femenino quien mantenga viva la llama del baloncesto en la ciudad. Otros equipos ya desaparecidos como los Charlotte Sting (con los Hornets) o Miami Sol (con los Heat) también tuvieron relación aunque hayan quedado más olvidados que los Seattle Storm dada su situación de solo existir el basket femenino en la ciudad.

Formato de la temporada regular

En mayo, antes de comenzar a disputarse la season, se realizan unos entrenamientos previos donde se ponen a punto a las jugadoras y se seleccionan a las 12 mujeres que formaran la plantilla definitiva. Una vez formados los equipos primero se realiza una especie de pretemporada o partidos de exhibición donde se empiezan a rodar las chicas de cara a lo que les viene.

Durante mitad/finales de mayo ya es cuando arranca la temporada regular en la que todos los conjuntos juegan un total de 34 partidos de los cuales son 17 como locales y otros tantos como visitantes. Todos juegan contra otro equipo de su conferencia 4 veces y contra el resto de equipos 3 veces. Al igual que en la NBA todos los equipos juegan al menos una vez de visitante en todas las canchas, aunque algunos tengan la ventaja de jugar contra rivales directos dos veces de local.

En julio se detiene la temporada para el parón del All Star o juego de las estrellas, que funciona igual al sistema de la NBA. Todos los años se selecciona una ciudad y será la encargada de acoger el evento durante un fin de semana.

Una vez terminado esto, lo siguiente es el cierre de mercado el cual funciona igual que en NBA y no permite intercambiar jugadoras hasta que llegue la siguiente pretemporada. Normalmente las operaciones principales se realizan siempre antes del cierre de mercado año tras año.

En mitad de la temporada regular (ya en verano) se toma un mes de descanso para que las jugadoras puedan ir a sus compromisos internacionales con sus respectivos países dado que siempre coinciden los Juegos Olímpicos, entre otros torneos.

 

Formato de los Playoffs

Generalmente comienzan a finales de septiembre, pero dependen de factores externos como los campeonatos FIBA los cuales obligan a que empiecen en agosto. Aquí es donde cambia mucho de como es la NBA dado que no se clasifican los mejores equipos de cada una de las conferencia. Para esta temporada se meten los ocho mejores récords de la liga, da igual que sean seis de una conferencia y solo dos de la otra. Esto asegura que el nivel de competitividad va a ser aún mayor, a priori. Lo que si es igual a la NBA es el factor cancha que tiene el equipo con mejor balance de victorias en la regular.

Las primeras dos rondas se juegan a un partido de vida o muerte, no son series al mejor de cinco o de siete como suelen habituar los Playoffs de otras competiciones, se desarrollan al puro estilo March Madness de la NCAA.  Las semifinales ya pasan a ser al mejor de cinco partidos jugando con un formato en el que beneficia al equipo con mejor récord dado que juega los dos primeros partidos y el último, si lo hubiese, en su pabellón.

La final se encuentra normalmente programada para octubre, antes de empezar la temporada regular de la NBA. El formato de premio es igual con un anillo para cada una de las jugadoras además de existir también el MVP de las Finales para la jugadora que mayor impacto haya tenido. El reparto de los partidos de local y visitantes es exactamente el mismo que en semifinales.

Las campeonas históricas

El equipo más legendario en los Playoffs de la WNBA eran Houston Comets, equipo que alcanzó las cuatro primeras finales y fue capaz de ganarlas, firmando con ello un registro de 4 – 0, algo “Jordanesco”. Tres de los triunfos fueron ante New York Liberty en 1997, 1999 y 2000, mientras que el restante fue Phoenix Mercury en 1998. Un dominio absoluto de las chicas texanas en los primeros años de competición. Por mala suerte para el mundo del deporte, este equipo desapareció en el año 2008.

Con el mismo número de victorias le acompaña Minnesota Lynx, teniendo 4 anillos (2011, 2013, 2015 y 2017), siendo las reinas de los años impares. La diferencia con las Comets viene de haber perdido dos finales, una ante Indiana Fever en 2012 y otra con Angeles Sparks en 2016. Un con estas dos derrotas se pueden considerar el mejor equipo del siglo XXI dado que las de Texas ganaron tres títulos en los años 90’s.

Angeles Sparks, Phoenix Mercury, Detroit Shock (actual Dallas Wings) y Seattle Storm también poseen en sus vitrinas tres títulos de campeonas. Por parte de Indiana Fever y las Sacramento Monarchs (desaparecido en 2009) también salieron triunfadoras en una ocasión. También cabe destacar a New York Liberty que ha alcanzado la final cuatro veces sin poder ganarla y Atlanta Dream que ha hecho lo mismo pero en tres ocasiones.