¿Qué va a pasar con los Sixers?

Los Philadelphia 76ers se adentran en la burbuja de Orlando como el sexto clasificado de la conferencia este, empatado con el quinto (Indiana) y a dos partidos del cuarto (Miami).

Los Philadelphia 76ers se adentran en la burbuja de Orlando como el sexto clasificado de la conferencia este, empatado con el quinto (Indiana) y a dos partidos del cuarto (Miami). En los ocho encuentros restantes, el cuadro de Brett Brown decidirá su rival en la primera ronda, entre Celtics, Pacers y Heat. Las dudas han sido una constante en la temporada de los Sixers, y no será de menos en la reanudación.

Tobias Harris admite que los 76ers “no han tenido la mejor química” esta temporada

 

¿Mala conformación de plantilla?

El equipo se encuentra en una situación realmente complicada: tienen mucho que perder. Han sido una de las grandes decepciones de la temporada, y una derrota en primera ronda no está muy lejos. No sería una sorpresa, pero al mismo tiempo sería devastador para un proyecto que iniciaba el curso como uno de los grandes candidatos al título, y cuya plantilla no es de contratos especialmente bajos.

De ahí las grandes críticas hacia Elton Brand y toda la directiva de la franquicia. Los millonarios contratos ofrecidos a Tobias Harris y Al Horford, que a día de hoy son considerados de los peores de la liga, quizás hayan sido un movimiento apresurado para tapar otros malos movimientos. Se siente como si Brand hubiera querido al mismo tiempo cubrir la salida de Jimmy Butler y justificar el traspaso de Tobias Harris la temporada anterior. Traspaso el cual probablemente nunca debería haber acordado. Quería a toda costa evitar la culpa que significaba haber incorporado un jugador que se iba apenas unos meses después. Esa es, por lo que entendemos, una de las principales razones de su contrato.

En cuanto al dominicano, el riesgo que significaba su incorporación no termino bien. Se le ofreció un contrato, para mi gusto, demasiado largo para alguien que llegará con 36 años al final de este. Si ya sabiendo lo buen jugador que es Horford el movimiento era bastante cuestionable, todo empeoró tras una temporada en la que no mostró un buen rendimiento. Pero no es todo su culpa, pues el interior nunca terminó de encajar en un equipo que limita bastante sus capacidades. Ya no tiene la función que cumplía en los Celtics. En otras palabras, si Horford se pasa la mayor parte del encuentro abierto, esperando para tirar un triple, entonces no estás haciendo las cosas bien.

 

Las claves para los playoffs: localía y lesiones.

Si bien la incertidumbre que genera jugar en una cancha neutral está en todos los equipos, la de Philadelphia es aún más grande. Son el equipo al que más le afecta el factor de la localía en toda la liga, y por lo tanto, es realmente dificil predecir que va a pasar con ellos. Sin ir más lejos, mantienen un balance 29-2 en el Wells Fargo Center, con victorias frente a equipos como Los Angeles Lakers, Los Angeles Clippers o Milwaukke Bucks, mientras que fuera de casa sostienen un pobre récord de 10 victorias y 24 derrotas. Se hacen muy fuertes en casa, pero cuando salen de ella son un equipo de final de tabla. ¿Qué pasará cuando jueguen sin público? No tenemos respuesta para ello, pero pronto lo sabremos.

Otro factor importante para los Sixers es la recuperación de jugadores importantes. Desde esta perspectiva, han salido muy beneficiados de la situación. En el final de la temporada, Ben Simmons había sufrido una lesión en la espalda que lo dejaba fuera indefinidamente, y quien sabe si hubiese llegado a los playoffs. Ahora, el australiano ha tenido mucho tiempo para recuperarse, y se espera que vuelva en muy buenas condiciones en Orlando.

Por otro lado, Joel Embiid también contaba con algunas dificultades. Justo antes de la suspensión, el camerunés había regresado de una lesión en el hombro, una de las tantas que había sufrido esta temporada. Y ese es precicamente el problema. Siendo Embiid un jugador que ha arrastrado problemas físicos durante toda su joven carrera, no conocemos bien el estado en el que volverá a las canchas. Por suerte, el pivot no se ha quedado con los brazos cruzados, y está trabajando para ello. Él mismo reveló recientemente que está entrenando casi seis veces a la semana para prepararse. Quiere pisar fuerte en Orlando.

 

¿Cuánto tiempo le queda al “The Process” original?

Ben Simmons y Joel Embiid no son un dúo particularmente complementario, y deben trabajar mucho si quieren que el proyecto funcione. Sin embargo, no podemos dejar que la culpa recaiga siempre en ellos dos. Lo cierto es que siempre necesitaron de especialistas en el tiro en su equipo, es algo obvio. Pero en las pasadas dos temporadas, Elton Brand ha dejado ir a grandes tiradores ya consolidados en la liga como JJ. Redick, Robert Covington, Landry Shamet, Dario Saric, Marco Belinelli o Ersan Ilyasova. Resulta difícil encontrar el sentido a la decisión de no priorizar a este tipo de jugadores por parte de Brand.

Entonces, si Philly se va temprano en los playoffs, nos preguntamos ¿Pueden Simmons y Embiid liderar a una plantilla al título? Ambos son grandísimos jugadores, pero su estilo nos hace pensar que, mientras el primero necesita un sistema similar al de Giannis en Milwaukke, el otro necesita un socio exterior que no le quite espacio en la pintura.

Lo cierto es que son los activos más valiosos, y quizá únicos, de los Sixers. Siendo un proyecto que no saca lo mejor de cada uno, y si no mejora en un futuro, entonces quizás deshacer el dúo sea la mejor opción. De todas formas, difícilmente esto suceda pronto, pues es más fácil intentar hacerlos encajar que afrontar el dilema de quién se debería ir.

Pero todo nos lleva a la misma pregunta, y es: ¿Cuánto tiempo podrá Philly mantener la esperanza si las cosas no van bien estos playoffs? ¿Se empezarán a buscar nuevas respuestas? No me refiero a un traspaso de Simmons o Embiid. Como dije, es algo bastante improbable en un futuro cercano. Sin embargo, se intentarán buscar nuevos aires, y eso significaría casi seguro la salida de Brett Brown, otra parte del proceso. Su cargo estará en su momento límite, por lo que es, sin dudas, el que más cosas se juega estos playoffs.

Un nuevo entrenador podría mejorar el rendimiento, pero también necesita, además de una plantilla mejor estructurada, que Simmons y Embiid mejoren individualmente en aspectos necesarios. La larga espera para ver los resultados de el proceso a veces nos hace olvidar que son jugadores todavía muy jóvenes y tienen un amplio margen de mejora. Y tampoco fueron tan desastrosos, pues estuvieron a un tiro de Kawhi de meterse en la finales de conferencia. Esperemos que Elton Brand aprenda de sus errores, y en vez de apresurarse a tomar decisiones drásticas, se centre en crear un equipo que favorezca a estos jugadores tan especiales, a estos diamantes en bruto que todavía no pudieron brillar en su máximo esplendor.

Analizando a los Boston Celtics: ¿Son contenders?

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate