Décima semana desde que se paró la NBA

El pasado miércoles 20 de mayo, marcó el final de la décima semana desde que la NBA cerró el 11 de marzo. Un movimiento que se produjo una vez que se supo que el pivot de los Utah Jazz Rudy Gobert dio positivo por el coronavirus.

El pasado miércoles 20 de mayo, marcó el final de la décima semana desde que la NBA cerró el 11 de marzo. Un movimiento que se produjo una vez que se supo que el pivot de los Utah Jazz Rudy Gobert dio positivo por el coronavirus. La pandemia detuvo una temporada que tenía 259 juegos por jugar, pero ninguno de esos juegos ha sido cancelado oficialmente todavía.

Ordinariamente, la NBA estaría disputando las finales de conferencia del calendario de playoffs en este momento. Los jugadores a quienes se les pagó el 15 de mayo vieron retenido el 25% de esos cheques en anticipación a la cancelación de algunos juegos, y si no se juegan más juegos de la temporada regular, podrían perder un total de aproximadamente $ 850 millones en salario bruto.

La liga tiene la esperanza de que se pueda tomar algún tipo de decisión sobre si la temporada puede reanudarse en las próximas semanas. El comisionado Adam Silver detalló una ventana de dos a cuatro semanas cuando se reunió mediante una video-conferencia con miembros de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto el 8 de mayo. Esa ventana terminaría teóricamente el 5 de junio.

Los próximos pasos probablemente incluirían orientación adicional de la liga sobre cuándo los equipos pueden expandir sus entrenamientos voluntarios. En la actualidad, no se permiten más de cuatro jugadores en una instalación al mismo tiempo. Además que algunos equipos han promulgado políticas aún más estrictas por su cuenta. También tenemos que tener en cuenta, que hay muchos jugadores que aún no se encuentran en la ciudad de su equipo, lo que es una dificultad extra.

A partir de ahí, probablemente seguiría un plan para los campos de entrenamiento, y cuando esos campamentos, que seguramente irán precedidos por un período de cuarentena, comiencen, los juegos podrían seguir potencialmente tan pronto como tres semanas después. Si todo eso sucediera, los campamentos podrían comenzar en junio y los juegos pueden reanudarse en julio. Todavía hay una letanía de problemas por resolver, como todos los detalles que rodean las pruebas, que según la liga deberían ser parte de cualquier escenario de regreso al juego.

Como se comentaba antes, aún hay mucho que resolver. Mientras temas como el donde jugar (casi confirmado que en Disney World) ya están prácticamente definidos, aún hay otros que no. El ejemplo más claro está en que pasara con los contratos. La agencia libre y los contratos de los jugadores, suelen vencer los 30 de junio, para que el primer día del séptimo mes salten a buscar el mercado. Estamos hablando de que ahora mismo, en ese mes la NBA recién se estaría reanudando. Es por ello, que aún quedan muchas cosas por ver y analizar.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate