La dureza de principios de siglo en los entrenamientos de NCAAW

No es una sorpresa para nadie que el baloncesto era mucho más duro en la década de los 90’s que ahora. Tanto a la hora de jugar los partidos como de entablar los entrenamientos

No es una sorpresa para nadie que el baloncesto era mucho más duro en la década de los 90’s que ahora. Tanto a la hora de jugar los partidos como de entablar los entrenamientos. Hace unas décadas, los entrenadores podían permitirse muchas licencias con los deportistas que ahora mismo son impensables. Se podría decir que tenían mucha más libertad para poder presionar a los miembros de sus plantillas.

En parte, se puede sacar la conclusión de que gracias a esa dureza han salido mentalidades como Michael Jordan, Diana Taurasi o Kobe Bryant. En el caso de la estrella de las Phoenix Mercury, la influencia del mítico entrenador de las UConn Huskies tuvo gran parte de la culpa de crear al monstruo competitivo en el que se acabó convirtiendo.

Durante un Instagram live con Geno Auriemma, se ha unido la leyenda de la WNBA y ha salido este tema de conversación. Diana tiene muy claro que los tiempos han cambiado, y que ahora las jugadoras reciben una disciplina mucho más blanda. “Lo que me hiciste pasar no es lo que vas a hacer pasar a Paige“, dijo Taurasi sobre la nueva estrella que llega a las Huskies. El entrenador respondió que podría hacerlo sin problema, pero Diana le aseguró que no. Con todo el apoyo mediático que tiene Bueckers detrás, sería muy complicado poder tener esa dureza.

En estas semanas ha habido debate por varias de las formas que tenía de actuar Jordan en el vestuario por ‘The Last Dance’, dado que en esa época no existían las redes sociales. Ahora mismo todo lo que ocurre no tarda en corres por las redes, y más en el caso de Paige. La joven jugadora cuenta con un gran ejército de seguidores detrás y prácticamente cualquier cosa que hace termina dando la vuelta al mundo.

En ese entonces, cualquier cosa que dijeras se quedaría en Gampel“, dijo Diana haciendo referencia a esto. En su época universitaria lo que hablaban o hacían en la cancha de UConn, se quedaba ahí. No tenían ese riesgo de que cualquier cosa mal dicha o sacada de contexto tuviera gran repercusión.

Taurasi piensa que ahora mismo las jugadoras de instituto y universidad están más pendientes de la repercusión que del entrenamiento, lo que hace que no terminen de llegar preparadas a la WNBA. “No hemos tenido un grupo de novatas en mucho tiempo que esté listo para jugar“, dijo Diana haciendo referencia a que bajo su punto de vista los entrenamientos de hace 20 años eran más productivos en las jugadoras. Es por ello que la mentalidad de Sabrina Ionescu ha despertado tantas pasiones dentro de la propia liga.

Un factor importante para Diana es que las jóvenes vayan a jugar en el extranjero. Ella lo explicó tan sencillo como: “Si no estás jugando, no estás mejorando“. Aunque pueda ser complicado a nivel físico y mental no tener pausa, de cara a crear figuras de la grandeza que ha alcanzado Taurasi es importante explotar al máximo las oportunidades de jugar a un buen nivel competitivo. Es por ello que compaginar la WNBA y la Euroleague es de los mejores planes posibles. Y más en los primeros años de carrera donde se tienen las piernas frescas.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate