Jayson Tatum asegura que quería ir a los Phoenix Suns

Jayston Tatum: “me llamó mi agente y me dijo que Danny Ainge iba a traspasar su pick, para hacerse con el número tres y elegirme. Le dije que no quería ir a Boston, que quería ir a Phoenix.”

NEW YORK, NY - JUNE 22: Jayson Tatum walks on stage with NBA commissioner Adam Silver after being drafted third overall by the Boston Celticsduring the first round of the 2017 NBA Draft at Barclays Center on June 22, 2017 in New York City. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Mike Stobe/Getty Images)

Uno de los jugadores del momento, y que mejor en forma estaba está temporada, es Jayson Tatum. El alero de los Boston Celtics, se convirtió en un all-star este año, y dejando unas impresiones de que podría ser la nueva cara del equipo de Massachussetts durante los próximos años. Aún así parece que el jugador en un principio no quería ir al equipo que lo drafteo. Recordemos que esos Celtics, venían de perder las finales de conferencia, y que, no podría encajar muy bien en los esquemas de Brad Stevens. Es por eso, que en el podcast ´All The Smoke´, Tatum confesó que quería ser drafteado por los Phoenix Suns, y no por los Celtics.

En el podcast hablaron de muchas cosas. Entre ellas, sobre Kobe Bryant. Uno de los jugadores que no solo a él, sino que ha marcado a toda una generación. Tatum, tuvo la oportunidad de entrenar varias veces con él, y que el ´24´ les deje un poco de enseñanzas. Así que, el jugador de los Celtics, comenzó hablando bastante sobre lo que significo él.

“Viendo el documental (de “The Last Dance”) me he dado cuenta de que Kobe fue mi Jordan. Fue la razón por la que empecé a jugar al básquet. Crecí con todas sus camisetas, sus zapatillas… Otros como Garnett o Stoudemire también me inspiraban. Conocí a Kobe en un par de ocasiones creciendo”, relata Tatum, “Larry Huges es el mejor amigo de mi padre y, cuando jugaba en Cleveland, fuimos a un Cavs vs. Lakers y estuve un rato con él. Más tarde en una edición de los ESPYS. Ya después, en el primer año de Playoffs, en mi año rookie, me envió un mensaje diciendo que siguiese haciendo las cosas como las estaba haciendo. Después entrenamos juntos en Los Ángeles”.

“El siguiente verano que estuve en LA le escribí, en plan ‘sé que estarás complicado, pero si quieres podemos entrenar’. No me respondió hasta cuatro o cinco días después, y yo tardé como 20 segundos. Su atención al detalle era increíble. Me quedaba con pequeñas cosas que él pensaba y que yo no había oído nunca o que jamás me habían dicho, para crear separación sobre el rival y ganar ventaja. Estaba trabajando con Kobe. No me lo creíareconocía el alero, que para muchos, puede ser uno de los siguientes con la ´mamba mentality´.

Por otro lado, una vez más avanzada la charla, comenzaron a hablar sobre el tema del draft. Y aquí es donde Tatum, afirma que quería ir a los Suns. Por un lado es entendible, Boston es un equipo que venía bastante de competir, y las posibilidades de hacerse un hueco en el equipo, era bastante difícil. Mientras que, el equipo de Arizona seguía en una reconstrucción plena con Devin Booker.

Boston tenía el primer pick y se sabía que iba a ser Markelle Fultz. No entrené con los Lakers porque se sabía que sería Lonzo (Ball) su elección. Eran los Celtics, Philadelphia o Phoenix. Yo pensaba que iba a Philly, hablé con Brett Brown y todo fue bien. Luego fui a Phoenix y, aunque no entrené, conocí a la gente. Earl Watson me lo enseñó todo, donde vivían los jugadores, y me quedé como, qué gran zona. Quería ir a Phoenix. Hablé con mi madre y me gustaba mucho“,decía el ahora jugador de los Celtics, confesando que quería jugar con los Suns.

“Luego me llamó mi agente y me dijo que Danny Ainge iba a traspasar su pick, para hacerse con el número tres y elegirme. Le dije que no quería ir a Boston, que quería ir a Phoenix. Buen tiempo, una gran casa con piscina y que estuviese allí mi madre. Y él me decía, ‘Brad Stevens es un gran entrenador joven y con historial’. Yo le decía que no quería escucharlo, quería ir a Phoenix. Me dijo que lo pensase, que querían hacer otro workout”, agregó.

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate