La maldición de las primeras elecciones de draft

La primera elección del draft en la NBA debe ser sinónimo de un gran joven talento que se desarrolle en estrella y que aspire a dominar la liga. Al menos así es como debería de ser

La primera elección del draft en la NBA debe ser sinónimo de un gran joven talento que se desarrolle en estrella y que aspire a dominar la liga. Al menos así es como debería de ser, pero analizando a todos los número 1º, se llega a la conclusión de que no siempre terminan haciendo buenas carreras. De hecho, varios de ellos ya no se encuentran en la liga.

Actualmente hay 11 primeras elecciones del draft que hayan disputado al menos un partido en esta temporada. Una cifra que deja fuera a nombres como Andrea Bargnani, quien tuvo una carrera inconsistente, o Greg Oden con su famosa historia. Una lista a la que tenemos que sumar a John Wall y Zion Williamson quedándose fuera por las lesiones. Además, también tenemos a Andrew Bogut con su vaivén entre Golden State Warriors y la liga australiana. Por no olvidar el caso más llamativo, que seguramente sea Anthony Bennett.

Al base de los Washington Wizards no se le espera en la presente season. Hasta ahora ha sido una incógnita, y sabemos que está ejerciendo de ayudando del entrenador. Si miramos al más joven, también se encuentra lesionado pero si se puede esperar que regrese durante las siguientes semanas. Ya se sabe que ha empezado a entrenar 5 contra 5, pero no tiene fecha de regreso.

Ahora, analizando lo que juegan, tenemos un amplio abanicos de escenarios diferentes. Por un lado tenemos a Kyrie Irving con sus lesiones y posibles problemas psicológicos. Un factor que no le ha permitido jugar más de 11 partidos en lo que llevamos de temporada. Es muy probable que sea el caso más llamativo de todos, sino uno de ellos.

En otro base, tenemos que hablar de Markelle Fultz. Un jugador que ha pasado por un drama personal que no le ha permitido estar al mismo nivel que se le veía en las etapas de formación. Ahora parece empezar a coger consistencia en Orlando Magic, pero muy lejos aún de lo que se espera de una primera elección del draft.

Para cambiar a los interiores, empecemos por De’Andre Ayton. Un center que resumimos rápido en la sanción por dopaje y no haber podido jugar prácticamente durante la temporada. Por el lado de Blake Griffin, no se sabe si pasará por quirófano para recuperarse del todo y poder empezar el curso que viene sin arrastrar problemas físicos.

Es como cuando Rick Pitino dijo: ‘Larry Bird no está caminando por esa puerta'”. … Blake Griffin no está caminando por esa puerta.” – Dwane Casey

 

Hay otros que están haciendo buenos números, como Karl-Anthony Towns y Andrew Wiggins en Minnesota Timberwolves. El problemas es que sus 50 puntos combinados no están sirviendo para que la franquicia compita y eso les pone en el punto de mira. Entre tanto desorden, un poco de estabilidad les hace ser de las mejores elecciones en el presente. Además, justo en el momento que escribo esto cabe decir que el center se encuentra lesionado, aunque sea de lo menos grave de la lista.

Toca viajar a los Angeles, donde tienen a las mejores primeras elecciones. Tanto LeBron James, que a sus 35 años sigue dejando datos de locura, como Anthony Davis con su gran impacto en ambos lados de la pista, son la mejor pareja de la liga en enero 2020 y salvan los platos rotos de la mayoría de la lista. También se encuentra Dwight Howard por esos lares, habiendo revivido su carrera y siendo invitado al concurso de mates del All Star de Chicago. Un evento donde también estará, en la disciplina de habilidades, Derrick Rose.

El actual base de los Detroit Pistons, a pesar de su lesión y problemas emocionales a raíz de ella, se encuentra como uno de los más destacados de estos primeros picks del draft. Su nuevo rol como 6th hombre le ha hecho volver a sentirse importante en la liga y poco a poco se ha ido viendo a un ‘D-Rose’ más determinante sobre la cancha.

Por terminar ya, hay que citar a Ben Simmons. Otro caso llamativo, aunque este mucho mejor enfocado que la mayoría en el presente. Sus números ofensivos no han crecido como se podría esperar, pero su liderato y espíritu defensivo le dan un gran valor añadido a ser un base de tal estatura. A falta de desarrollar el tiro exterior, realmente no se puede tachar de mala primera elección al australiano hasta el momento.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate