Charlotte, sin motivos para moverse en el mercado

En lo que llevamos de temporada, los de Charlotte han sorprendido. Las expectativas eran muy bajas y han conseguido ser un equipo atractivo de ver

En lo que llevamos de temporada, los de Charlotte han sorprendido. Las expectativas eran muy bajas y han conseguido ser un equipo atractivo de ver. La explosión de Devonte Graham ha sido clave en ello. Una situación que hace que los planes a corto plazo de la franquicia cambien mucho.

Desde la salida de Kemba Walker y la llegada de Terry Rozier III, los pronósticos ponían a Hornets como uno de los peores de la NBA, pero dado que el Este se encuentran tan débil compiten para entrar en puestos de playoffs. La importancia que tenía el ’15’ le hacía ser el eje del equipo, y aún así la postemporada quedó lejos. De hecho, en Charlotte se le agradeció mucho en su regreso con la camiseta de Boston Celtics.

En el presente, no se encuentran nada mal posicionados aunque pueda parecer lo contrario. La gestión por parte de Michael Jordan y el resto de la directiva parece empezar a coger rumbo.

En un artículo de SB Nation, cuentan que en los Hornets no deben de preocuparse por moverse en el mercado antes del trade deadline. Los activos que tienen para desarrollar son buenos, y cuentas con un buen colchón de rondas del draft para los próximos veranos. Una situación que ha pasado un poco desapercibida, pero que es muy influyente en tener en cuenta que se borren de la lista de posibles franquicias compradoras.

 

En el perfil de ser vendedores, tienen algunos contratos tóxicos para sacarse encima o jugadores con los que no cuentan. Un factor que puede hacerles estar abiertos a escuchar ofertas, pero que no les obliga a tener que levantar el teléfono a ellos para llamar sino para contestar.

En Charlotte tienen sus primeras elecciones del draft hasta 2025, además de tener una adicional de segunda ronda este próximo draft y el siguiente. Esto sumado a los exteriores ya citados, Malik Monk, P.J Washington, Miles Bridges y más jóvenes, les deja como uno de los proyectos con más futuro. Sin hacer mucho ruido y siendo capaces de tener una dinámica positiva, han conseguido proyectar muy bien el comienzo de la siguiente década.

Ahora mismo tienen a 4 jugadores de la young core en más de 30 minutos por partido, siendo un gran augurio de que apuestan por la juventud. Algo que estaba en duda teniendo en cuenta que no hicieron lo mínimo por desprenderse de veteranos durante la agencia libre o en estas últimas semanas. Es cierto que siempre viene bien complementar a los chavales con experimentados, pero quizá en el caso de Hornets sea esperar a que se finalicen.

Un caso llamativo, que rompe un poco esta tendencia de los jóvenes, es Willy Hernangomez. Las jornadas siguen pasando, y no termina de conseguir hacerse un hueco en la plantilla. Al terminar contrato en verano y sin tener oportunidades de jugar, es uno de los candidatos a salir antes de febrero. El problema podría ser que en Charlotte no vayan a estar haciendo ofertas y que nadie toque a la puerta del center español.

En definitiva, es una franquicia que no apunta a ser protagonista de grandes movimientos. En el caso de involucrarse en negociaciones, lo más probable que sea con jugadores como Hernangomez, Caleb Martin o Jalen McDaniels que apenas cuentan con minutos.

 

#EntraEnLaZona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate