David ‘Skywalker’, la historia escondida en Denver

(Imagen vía Getty Images)

Una franquicia con reputación y actitud “aburrida” que no tenia mucho de atractivo para los fans antes de la llegada de Nikola Jokic, eso era Denver Nuggets. Unos sotaneros de la liga, un fiasco que era resultado de las malas decisiones de pasadas gerencias. Con poco que rescatar, con mucho que criticar. Pero, entre tantas malas penas de la franquicia, hay un jugador que hizo ‘escuela’ en la NBA.

David Thompson salido de la universidad de Carolina del Norte, empezó a construir las bases que hoy por hoy tiene en la NCAA antes de la llegada de su “majestad” Jordan , aquí Thompson hizo su primera cita con la historia y lidero la temporada de 1973 con un récord invicto de 27-0. Con un desenlace devastador para su alma mater en la final de aquel torneo que termino perdiendo contra UCLA. La magnitud de su talento fue tal que termino su carrera universitaria con un promedio de 26.8 PPJ y 8.1 RPJ, un anotador nato.

Es considerados por muchos en el entorno de la NCAA como el mejor jugador de la conferencia del pacifico, por encima de talentos como Michael Jordan, Tim Duncan o el múltiple campeón de Duke Christian Laether. Y quedo demostrado siendo elegido también mejor jugador del ACC.

‘Luces, cámara y Denver’

Era el año de 1975 y Thompson estaba en una situación privilegiada de elegir a la franquicia que vestiría por primera vez en su carrera. Los elegidos fueron los Nuggets de Denver, Y la respuesta de los fans fue inmediata, las gradas se llenaban como nunca se habían visto, un escolta de 1.93 metros que hacia mates del calibre de Dr. J. Que no es poca cosa, era muy raro de ver en un jugador con tanta capacidad atlética, tenia todo lo que hoy por hoy es un requisito para un jugador NBA sea cual sea tu posición.

“Todo este asunto de la medición de tu salto vertical empezó con Thompson” Jordan refiriéndose al impacto que tuvo David en la liga y como dominaba los aires en aquel entonces.

Su primera temporada era una sonrisa de oreja a oreja para su entrenador, promedio 26 PPJ, 6,3 RPJ y 3,7 APJ. Y por si fuera poco, entro al juego de las estrellas como uno de los mejores rookies de esa campaña y se batió en un duelo a muerte y de mucha creatividad en lo que seria un pre ambulo de lo que hoy por hoy es el “Dunk contest” con nada más y nada menos que el Dr. Julius Erving.

Posteriormente su rol en el equipo fue evolucionando y crearon un equipo competitivo que era temido en esa dorada época de la liga, fueron 4 años seguidos que lograron la post temporada. Lastimosamente, no pudieron capitalizar y tuvieron que despedirse por la puerta grande de los playoffs quedándose sin un anillo de campeón en la era Thompson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate