Después de una temporada 2020-21 lejos de los resultados que se esperaban del proyecto, por fin estamos viendo como se hacen las cosas muy bien en Zaragoza y con lo cual el Casademont está en un gran momento.

El conjunto maño terminó la fase regular de la Liga Femenina Endesa con 18 victorias y 12 derrotas, mejorando significativamente el 9 – 21 que tuvieron el curso anterior.

Con un gran baloncesto lograron una clasificación muy sólida a los playoffs. El Zaragoza está poniendo los pilares necesarios para crear la dinámica que necesitaba el club. Y esto se ha dado en parte gracias a un gran grupo de jugadoras que han llevado la ‘rasmia’ por bandera y han competido al máximo durante estos meses.

Una sola victoria les separó de los equipos cabezas de serie para los playoffs, algo que habla muy bien de un equipo que prácticamente luchó por la permanencia hace un año.

Esta gran temporada del Casademont tiene muchas claves, pero una de ellas es que además de una plantilla muy talentosa han conseguido una química muy especial sobre la cancha. Un equipo que juega como un bloque con mucha unión en todas sus acciones siempre es más efectivo, y esa es la principal diferencia que tuvieron con la 2020-21.

Un vestuario con jugadoras del calibre de Antonia Delaere, Vega Gimeno, Merritt Hempe, Anna Cruz, Sierra Calhoun y compañía de por si tiene muchas armas con las individualidades que pueden hacer, pero han conseguido llevarlo más allá para quedar por encima de IDK Euskotren, Movistar Estudiantes o Lointek Gernika en la clasificación.

 

Imagen

 

«Vamos a por los playoffs porque con este equipo podemos empujar a través de cualquier cosa. RASMIA» publicó Delaere en su cuenta de Instagram, y es la confianza con la que tienen que afrontar los playoffs porque han demostrado que están preparadas para estar en ese escenario.

Además, el Casademont no tiene mucha presión ya que el objetivo de esta temporada de alguna forma está cumplido. Pasaron de que el club fuera de los peores de la liga a estar en la parte alta, tener a la afición super entregada y crear una cultura en el Príncipe Felipe. Todo lo que venga en playoffs es un plus añadido a lo que ya han logrado, que es algo con muchísimo mérito.

«Tenemos que estar orgullosas del trabajo que hemos hecho» había dicho Lara González después de la Copa y ahora tras certificar la quinta plaza con el doble de victorias que el curso pasado pueden decirlo con más fuerza.

Ahora solo falta que en Zaragoza se mantenga durante mucho tiempo esta dinámica que han construido y el proyecto se quede instalado como uno de los equipos que se tienen en cuenta todas las temporadas en la LF Endesa.

Los aficionados han respondido muy bien a la mejora que ha tenido el club y el apoyo que están teniendo de medios locales les ayuda a seguirse impulsando. Todo está sobre ruedas para que las cosas vayan bien durante muchos años en la capital aragonesa.

«Vaya festival de temporada. Qué orgullosa estoy de cada una de nosotras, de nuestro staff y del club! Somos unos disfrutones!! Quintas de la liga regular!! Gracias Marea Roja por estar SIEMPRE, habéis sido nuestro mejor regalo esta temporada. GRACIAS! Queda lo mejor!» publicó Gimeno y es que en Zaragoza la gente ya ganó pase lo que pase por haber podido disfrutar de estas jugadoras, como ellas con el increíble trabajo que han hecho y el apoyo que han tenido.

 

 

 

 

 

Imágenes vía: Esther Casas

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta nuestro contenido puedes apoyarlo suscribiéndote en Patreon, donde además tienes artículos y podcasts exclusivos. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.