La entrenadora de las Minnesota Lynx no ha dejado de demostrar que no solo es una de las mejores de liga en la actualidad. Cuando se habla de Cheryl Reeve se habla de una de las mejores de la historia. Pasan los años, y cada vez hay más motivos para seguirlo pensando.

Al principio se le podría acusar de tener un super equipo como fueron esos años de Maya Moore, Seimone Augustus, Lindsay Whalen y compañía. Es normal, ese equipo es legendario. Ahora, no podemos olvidar que Reeve fue muy importante para que Minnesota pasara de ser una franquicia casi irrelevante a una de las mejores de la historia. Habría que haber visto si estas jugadoras en otro ambiente y con otra entrenadora hubieran triunfado igual.

Puedes leerlo completo en: Patreon.com/elperimetro

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.

Deja una respuesta