Lauren Jackson volvió a las canchas en la liga australiana, NBL 1, durante los últimos meses. Se cumplió el sueño de muchas personas al ver regresar a una leyenda que tuvo que cortar su carrera antes de tiempo por las lesiones.

Ahora, ese sueño que estamos viviendo va a ir a más con la GOAT australiana participando con las Opals en el Mundial de Sídney.

Por lo que aprovechando este momento tan especial en el mundo del baloncesto, no hay nada mejor que recordar la trayectoria que llevó a Jackson al olimpo del deporte y la convirtió en una de las mejores de la historia.

 

Imagen

 

Desde que tenía 15 años ya recibió la llamada para formar parte del Instituto Australiano de Deporte, siendo el centro de donde posteriormente fueron saliendo la gran mayoría de las Opals. Aunque sus padres se mudaron a Canberra y tuvo que esperar al siguiente curso para dar ese paso.

Hablamos de 1997, y ya estaba en la élite nacional de su país. En la temporada 1999 jugando con UC Capitals ya conquistó el título de la WNBL y fue nombrada la MVP de la temporada regular.

En toda su carrera acumula 4 veces la distinción de la mejor jugadora de la regular y otras 4 veces de las Finales, siendo de las jugadoras más destacas de la liga australiana marcando una época a principio de siglo. El baloncesto de Australia no sería lo mismo sin ella.

Además de eso, jugando con el combinado nacional estuvo el podio de los Juegos Olímpicos en el 2000, 2004, 2008 y 2012 siendo uno de los países más potentes en cuanto a baloncesto femenino. En Sídney, Atenas y Pekín obtuvo medallas de plata y en Londres se fue con la de bronce.

También tiene bronces en los Mundiales de Alemania y China, pero en este torneo lo más increíble fue esa medalla de oro en Brasil 2006 demostrando que Estados Unidos no jugaban solas en esos eventos.

A esto tenemos que sumar una gran carrera en la WNBA con Seattle Storm y su paso por Samsung Bichumi de Corea en 2007, Spartak Región de Moscú desde 2007 hasta 2011, Ros Casares Valencia de España desde 2011 hasta 2012 y Heilongjiang Shenda de China en 2013.

En Seattle rompió muchas barreras, siendo la mejor extranjera de la historia de la liga estadounidense. Lo que hizo Lauren sigue estando a la altura de muy pocas, o incluso de nadie.

 

Lauren Jackson: Basketball legend sells Windsor apartment - realestate.com.au

 

Jackson ha tenido múltiples lesiones. En 2008, después de los Juegos Olímpicos, se sometió a una cirugía para reparar su tobillo, tuvo dos fracturas por estrés en la espalda, una lesión en el tendón de Aquiles, cirugía en la cadera, se lesionó la rodilla derecha, lo que requirió más cirugía, otra lesión de rodilla mientras jugaba en China en 2014, además la articulación de la rodilla sufrió una infección posquirúrgica.

Por eso su carrera se terminó en el 2016 tras tener que convivir con muchos problemas físicos, siendo un ejemplo de saber luchar contra las adversidades. Aun con este historial médico ha sido una auténtica leyenda y una de las deportistas más destacadas del siglo, y no solo en su país sino a nivel mundial.

Ahora, varios años después y gracias al cánnabis para lidiar con el dolor, Jackson está de regreso. En la NBL hizo números de fantasía con partidos de 40 puntos y 25 rebotes, así que llega en muy buena forma a este Mundial.

 

Su importancia en Australia fuera de las canchas

Como directora de baloncesto femenino, Jackson, se encuentra con una gran responsabilidad en sus manos. En su trabajo se encuentra de alguna forma el futuro de la WNBL y con ello respectivamente de las Opals.

«Ahora es crucial dónde dedico mi tiempo y energía. Quiero involucrarme en el lado político del deporte en lugar de en los medios de comunicación y necesito aprender de las personas que han estado allí antes» dijo Lauren cuando se retiró.

Desde que está en los despachos han conseguido instaurar el primer convenio colectivo en los 41 años que lleva la competición disputándose. Algo que es un gran avance y que permite sentar las bases para que la liga siga creciendo como ha venido haciendo en los últimos años.

No solo es vital para su país en la cancha, sino que también en el trabajo del día a día desde los despachos. Es, con mucha diferencia, el mayor pilar de Australia en cuando a baloncesto de toda la historia.

 

 

 

 

 

Imágenes vía: Getty Images y FIBA

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.

Deja una respuesta