Cuando una jugadora joven empieza a destacar hay una delgada línea entre ser presente y ser futuro. En ese punto es donde se encuentra ahora mismo Laia Lamana.

La promesa, del año 2002, está ante la gran oportunidad de destacar en uno de los mejores clubes europeos al tener importancia en la rotación del Valencia Basket. Y ante un escenario como la Fonteta con las gradas en llamas dio un gran paso al frente en su primer encuentro siendo local vestida de naranja.

Los fans taronjas en pocas ocasiones se habían puesto de pie tantas veces en un partido por una jugadora de 20 años.

Lamana se quedó en 12 puntos y 2 robos en 13 minutos, pero su impacto fue más allá de los números. La sensación que dio es que llegó a la élite con ganas de quedarse. No parecía una joven promesa, sino una jugadora contrastada. Cualquiera que no conociera su contexto hubiera pensando que lleva ya varios años compitiendo a este nivel.

El descaro con el que jugó frente a tanta gente en el público y contra unas rivales como Casademont Zaragoza hace que sea uno de esos días que se recuerdan.

En la Fonteta disfrutaron del primero de los muchos recitales que se espera que pueda dar Laia durante su estancia en el club. En Valencia pueden tener base para mucho tiempo con ella. El fichaje de Lamana fue por Paterna, vinculada al primer equipo taronja. Pero por su calidad, lo corta que es la plantilla valenciana y la proyección que tiene, no sería raro verla más en LF Endesa que en Challenge durante los próximos meses.

Laia tiene muchísimo futuro por su corta edad, pero eso no quita que pueda ser importante desde ya. Lamana también es presente para las taronjas.

Los abrazos que le dieron compañeras como Cristina Ouviña o Queralt Casas durante el partido alegrándose por ella y por lo que estaba haciendo son de las mejores imágenes que dejó el debut de Lamana como local en la Fonteta.

 

 

 

Lamana junto a otras jóvenes, como Awa Fam en concreto durante este partido ante Casademont, tienen todo para dar un relevo generacional en el equipo y en el baloncesto español con el paso del tiempo.

Rubén Burgos tuvo palabras para ellas tras vencer al Zaragoza: «La victoria es una buena noticia, los minutos de Laia Lamana y Awa Fam. No es casualidad que sean los dos mejores más menos del equipo. La presencia de las dos en la pista; una anotando más y otra anotando menos, pero es lo que queremos. Es el objetivo. Que las niñas de Alqueria vean que es una realidad poder jugar en la primera plantilla y tener un cierto protagonismo».

Este partidazo de Lamana, y las grandes sensaciones que dejó, puede ser solo el comienzo de algo muy grande en la Fonteta.

 

 

 

 

 

Imágenes vía: Miguel Ángel Polo

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.