Después de muchas polémicas con jugadoras y estar en contra de los ideales de la liga, la copropietaria de las Atlanta Dream parece que se encuentra cerca de desprenderse de su parte de la franquicia.

Desde estrellas de la liga a figuras públicas externas a ella ha habido presión para que la exsenadora de Georgia abandone su puesto en la WNBA y con ello poner fin al descontento de un alto porcentaje de las atletas que componen la misma.

Todas las jugadoras de las Dream, y del resto de la liga, fueron parte de la campaña del rival político de la copropietaria, Raphael Warnock, siendo parte de la culpa de su derrota electoral.

Además se ha conocido que hay varios interesados en comprar la propiedad que pertenece a Kelly Loeffler, y se espera que después de la venta no quede ningún tipo de relación entre ella y la franquicia.

«En lo que se refiere a las Atlanta Dream, entendemos que la venta de la franquicia está cerca de concretarse. Una vez concluida la negociación de venta, se proporcionará información adicional» confirmó un portavoz de la WNBA a ESPN recientemente.

 

Kelly Loeffler Wanted Politics Out of Sports. The WNBA Took Her Out of  Politics | Glamour

 

Los conflictos de Loeffler con el resto de la WNBA empezaron cuando se mostró en contra de expandir el mensaje del Black Lives Matter mediante una carta a la comisionada de la liga.

Cathy Engelbert tras ese mensaje de la copropietaria de Atlanta dijo lo siguiente: «Estoy comprometida a asegurarme de que la temporada esté dedicada a asegurar que las vidas de los negros importen y que estas jugadoras, que siempre han liderado, sean apoyadas por la liga«.

El presidente de las Dream, Chris Sienko, y los propietarios mayoritarios Mary y John Brock, exdirector ejecutivo de Coca-Cola Enterprises, han estado proporcionando información financiera a los posibles compradores del equipo. Esto indica que por su parte se encuentran en la misma línea que la liga queriendo terminar con este problema.

La expectativa es que el nuevo comprador tenga la propiedad mayoritaria. Brock y Loeffler son dueños del equipo desde 2012, por lo que esto será un cambio de aires que se ha hecho necesario para limpiar la imagen que pueda tener la franquicia en estos últimos años y en especial en el 2020.

Renee Montgomery se ha mostrado siempre abierta a hablar con ella para intentar acercar posturas o ayudar a alejarla totalmente del equipo, llegando a proponérselo directamente aunque Loeffler no diera respuesta. Por suerte la jugadora de Atlanta se vio respaldada por la organización. «Los entrenadores, el gerente general, mis compañeras de equipo, todos me han mostrado públicamente su apoyo» dijo Montgomery sobre esa situación.

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta