Desde que Laura Gil se lesionó en el partido contra el IDK Euskotren se esperaba lo peor, ya que verla en el banquillo con cara de dolor daba muy malos presagios.

El Valencia Basket ya confirmó la noticia que nadie quería leer. La murciana tiene una rotura en el tendón de Aquiles, lo que significa un largo periodo de recuperación. Justo ahora que estaba en un momento muy dulce de su carrera.

En momentos así te das cuenta que el deporte muchas veces no es justo. Después de que Laura superara los problemas físicos que estaba arrastrando y disfrutando de nuevo sobre la cancha, le pasa esto.

 

Así se despidió entre apoyo de compañeras y rivales:

 

 

❝ Las peores guerras son para las mejores guerreras ❞, por lo que solo hay que esperar a que Gil pueda volver a jugar y seguro que regresa más fuerte que nunca.

Todavía tiene 29 años, aunque ya estemos acostumbrados a verla brillar desde hace mucho tiempo le queda bastante carrera por delante. Esto solo es un pequeño bache del que saldrá con impulso y ganas de seguir sonriendo sobre la cancha, y con lo cual hacernos sonreír a nosotros también.

El mundo del baloncesto se ha volcado a apoyar a Laura y no es para menos, porque después de tantas lesiones es una jugadora que solo se merece lo mejor que pueda pasarle.

 

 

¡Mucha fuerza! Te esperamos con los brazos abiertos, Laura.

 

 

 

 

 

Imagen vía: Luis García

Vídeo vía: FEB

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta nuestro contenido puedes apoyarlo suscribiéndote en Patreon, donde además tienes artículos y podcasts exclusivos. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.