Las New York Liberty tienen la elección más diferencial de este año. No hay dudas en que Sabrina Ionescu es la jugadora con más talento de esta generación. Es muy poco probable que haya sorpresas y otra consiga tener más impacto directo en la WNBA. Un escenario que hace que lo más normal es que en la ‘Gran Manzana’ tengan el papel más importante el día 17 de abril.

La diferencia que tienen las texanas es contar con un gran abanico de elecciones para poder tener margen de error. Además de que podrán jugar con los picks para hacer malabares y buscar objetivos que tengan en mente. Una posibilidad que no tienen en ninguna otra franquicia.

Las Dallas Wings cuentan con seis de las primeras veintiuna elecciones, de las cuales son la mayoría de primera ronda. Dando por hecho que son doce jugadoras por ronda, contamos con que tienen un 33% de las más talentosas si saben elegir bien. Sus cuatro elecciones de primera ronda pueden ser vitales para la evolución del proyecto en los próximos años.

Con la segunda elección, parece que la jugadora que mejor feedback puede tener es Satou Sabally, pudiendo ser titular desde su llegada por delante de Kayla Thornton y Katie Lou Samuelson. Aunque también Lauren Cox puede tener también un buen impacto formando pareja interior con Astou Ndour, pudiendo funcionar muy bien con la versatilidad de ambas. La gran ventaja que tiene la interior de las Baylor Lady Bears es su capacidad defensiva, pudiendo marcar la diferencia. Por calidad individual podría aparecer también Ruthy Hebard o Chennedy Carter, aunque sus roles están más cubiertos en Dallas.

 

UConn will put history to the test in marquee matchup with Baylor ...

Sabally ha sido una universitaria que ha tenido por delante a otra compañera de equipo, algo que puede hacer que en Dallas piensen en Cox como una posible líder. Además de que Greg Bibb, presidente y CEO de las Wings, ha comenzado a seguir en Twitter a la de Baylor, pudiendo significar algo. Es el principal motivo que me hace poner por encima a Lauren, dado que se encuentra muy equilibrada la balanza con Satou. Son perfiles que aportan cosas muy distintas.

 

Su quinta elección dependerá mucho de que tomen en la segunda, pero es un pick que puede tener mucho sentido para utilizar pensando en la jugadora más talentosa de la lista. Carter o Hebard tendrá que caer hasta esa elección, por lo que pensando en acumular calidad individual la mejor opción es quedarse con alguna de ellas. En el Mock Draft 2.0 separé a las jugadoras en tiers, y entre las cuatro citadas después de Ionescu quedaría el segundo escalón. Sería muy raro que alguna de estas jugadoras baje del top 5. Con un 50% de los picks que serían el segundo tier, las Wings saldrán muy reforzadas.

En la séptima elección, en el caso de seguir pensando en la jugadora más determinante en lo individual, optarían a nombres como Tyasha Harris, Megan Walker o Te’a Cooper, dependiendo de que haga Minnesota Lynx con la sexta elección. El noveno pick podría ser utilizada para tapar carencias en la plantilla, dado que tendrían acceso a nombres como Bella Alarie o Crystal Dangerfield.

Si terminan la noche del draft con Cox (o Sabally), Carter (o Hebard) y Walker (o alguna de las otras que pueda salir elegida como séptima) se podría decir que han salido con los deberes bien hechos. Ya si hablamos de conseguir pescar con la novena elección a otra jugadora como Cooper o Harris, sería aprobar con sobresaliente.

Otro factor que puede ayudar a sacar buena nota en este primer examen de la temporada es conseguir a alguna jugadora pronosticada en primera ronda con la decimoquinta elección. Incluso quedándose con Stella Johnson para la segunda unidad como refuerzo anotador podrían salir bien armadas para reconstruir intentando competir. En manos de Brian Agler, como entrenador principal, es muy probable que caigan jóvenes llenas de talento. Él tendrá que saber llevar el desarrollo de todas para construir un equipo ganador.

 

#EntraEnLaZona

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.

Deja una respuesta