Durante los últimos días, los picos de contagios en coronavirus no han dejado de aumentar en Florida. Ahora mismo se ha convertido en el epicentro de la pandemia en el país.

Esto hace que la idea de retomar las competiciones deportivas en Orlando parecen perder fuerza aunque ya se hubieran confirmado de manera oficial en los casos de la WNBA y la NBA. La diferencia con esta segunda liga es que tiene a sus disposición una gran cantidad de millones de dólares para poder invertir en medidas de seguridad.

Imagen

 

En la WNBA no existe gran capacidad de maniobra económica, y en Forbes aseguran que esta diferencia de presupuesto hace que las posibilidades de poder reunirse en la IMG Academy son menores de las que tiene la NBA para afrontar su temporada.

Cathy Engelbert y su equipo llegó al acuerdo con la WNBPA para que los salarios sean al 100%, por lo que en ese aspecto están más limitadas a en cuando a poder invertir. Las instalaciones de la IMG son muy buenas y ese no es el problema, sino que la consistencia de la burbuja tiene más fallos de lo que tiene el plan de la NBA por cuestiones económicas.

Por suerte para la liga, queda como segunda opción el poder jugar en Las Vegas. Los propietarios de las Aces se han ofrecido para poder jugar allí, así que en el peor de los casos habrá que trasladar la estructura que se había pensado a otra ciudad diferente.

La WNBA se encuentra barajando entre Las Vegas y Florida

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Deja una respuesta