Después de la gran temporada de Sabrina Ionescu en las New York Liberty, lo normal era esperar bastante protagonismo con el combinado nacional.

La californiana promedió 17.4 puntos, 7.1 rebotes, 6.3 asistencias y 1.1 robos en la WNBA, siendo de las más destacadas este año. Aun así, todavía le queda mucho por recorrer con Estados Unidos.

El rol de Ionescu en la selección es secundario, pero no es para alarmarse. La entrenadora, Cheryl Reeve, explicó los motivos por los que está teniendo tan poco protagonismo.

«Tenemos 12 jugadoras para las que estoy tratando de repartir minutos. En términos de profundidad del banquillo, ahí es donde está. Y es que para ella, esta es la primera vez que en el equipo nacional, sus primeras experiencias… Tienes que tener 11 y 12, ¿verdad? Lo ha manejado muy bien y está ayudando a su equipo a prepararse y creo que estuvo muy bien en sus minutos».

 

 

 

 

Imagen vía: FIBA

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!