La Selección de Canadá está siendo una de las grandes protagonistas del Mundial, gracias a su juego colectivo y competitividad.

A veces el buen baloncesto no se premia con victorias, pero en este caso empezaron con un 3 – 0 dominando en el Grupo B.

Las canadienses tienen bastantes nombres propios, pero la filosofía que se ve en la cancha es de remar todas en la misma dirección y con muy pocos individualismos. El sello de identidad de Víctor Lapeña está muy presente y en gran parte es lo que está guiando al combinado nacional en este torneo.

Equipos como Serbia, Francia o Japón ya han sufrido en sus carnes lo que es medirse contra está selección canadiense. El trabajo del técnico aragonés está haciendo que jugar contra su equipo sea una auténtica pesadilla.

 

 

 

Las francesas, con Gabby Williams, y las serbias, con Yvonne Anderson, tienen grandes figuras individuales y, por otro lado, las japonesas destacan por la colectividad. Da igual el perfil de las rivales, ahora mismo, Canadá tiene armas y sistemas para no tenerle miedo a ningún otro país.

Es una plantilla con múltiples jugadoras en dobles dígitos de anotación y valoración, algo que siempre es un peligro, porque cuando no aparece una, siempre están las demás.

Y,  además de ser muy efectivas, en Canadá tienen también un juego muy llamativo y que hace prestarle mucha atención a los pequeños detalles. Se nota que hay bastantes horas de trabajo detrás de la que puede ser una obra maestra más en el historial de Lapeña.

A sus 47 años, avalado por grandes temporadas en equipos de diferentes gamas desde el Mann Filter de Zaragoza hasta el Fenerbahçe, estamos viendo uno de los mejores momentos de este entrenador. Siempre es más fácil reconocerlo cuando los resultados acompañan, pero lo que se ve en la cancha es un placer para los amantes del baloncesto independientemente del marcador final.

 

 

 

Imagen vía: FIBA

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.