Si alguien se aisló de la sociedad el día 28 de octubre de 2019 y volvió a la civilización el 10 de diciembre de 2020 lo último que pensaría es que Blanca Millán pasó por una lesión tan complicada como un ligamento cruzado.

Antes de alejarse de las canchas estaba promediando 21.4 puntos, 7.2 rebotes y 2.3 robos siendo unas de las jóvenes españolas más destacadas. Desde las categorías inferiores de la Selección cuando jugaba en el Peleteiro ya se veía que era una jugadora especial y en los últimos años lo está demostrando en la liga universitaria superándose a ella misma cada curso que pasa en los Estados Unidos.

Después de que se haya parado el mundo por la pandemia y dentro eso también se haya parado su propio mundo por la lesión, la gallega ha regresado a las pistas por todo lo alto. Su pierna no solo soportó el encuentro sino que también el peso de su equipo siendo la principal referencia lanzando 25 tiros con un 52% de acierto en 37 minutos de juego.

Su entrenadora, Amy Vachon, había dicho las semanas anteriores que Blanca estaba en el mejor estado de forma desde que es su jugadora. En eso se lee entre líneas que se ha esforzado tanto en su recuperación que ha desarrollado una dinámica de trabajo que puede ayudarla a seguirse impulsando en su carrera.

En un podcast en el que la entrevistamos nos dijo que piensa en presentarse al WNBA Draft, por lo que volver a un gran nivel después de pasar por rotura de ligamento cruzado es una gran noticia para ella y para el baloncesto español ya que tiene lo necesario para estar presente cuando haya un cambio generacional en la Selección.

Sus números en el debut esta temporada fueron 30 puntos, 14 rebotes, 3 asistencias y 3 robos estando prácticamente todo el partido en la cancha y siendo fundamental para la victoria de su equipo. Un regreso idóneo.

 

 

Esto solo ha sido un nuevo comienzo, pero es mejor empezar con buen pie y jugando a un nivel estelar que sin confianza debido a la rodilla. Ahora le queda seguir trabajando para mantener este buen rendimiento durante el transcurso de la temporada. Algo que ya ha demostrado que es capaz de hacer e inspira confianza para ser positivos con ella y su evolución en el camino hasta ser profesional.

Cada curso que pasaba nos acostumbraba a mejorar sus prestaciones, y antes de lesionarse iba en camino de seguirlo haciendo en los 5 partidos que había disputado. En esta temporada ha recogido las cosas donde mismo las dejó como si su ausencia en las canchas hubiera sido una cápsula del tiempo que se desenterró a poco más de un año de colocarla.

Muchas veces no se aprecia la cantidad de litros de sudor que hay detrás de un proceso de recuperación de rodilla para una deportista, y es normal que algunas jugadoras no vuelvan a ser las mismas. Por suerte Blanca le ha ganado el pulso a la lesión y vuelve a sonreír liderando a su equipo hacia victorias como ante Providence en el primer partido de la temporada.

Hace unos meses escribí de Millán con el título «Sky is the limit» y esta versión tan buena que ha tenido dejó claro que lo ocurrido durante estos meses atrás solamente ha sido un tiempo donde ha cogido impulso para llegar más preparada al momento de dar el siguiente paso cuanto termine la universidad.

Además de que con este retorno glorioso demuestra que es todo un ejemplo de como enfocar una lesión y volver con más energía que nunca para seguir creciendo hasta convertirse en una de las caras del baloncesto español. Ya sea en la WNBA, en EuroLeague, en Liga Femenina Endesa, o donde el destino la lleve a jugar, Blanca se ha merecido que las miradas estén sobre ella.

Ahora mismo solo conocemos su gran presente y la buena proyección que apunta a tener, por lo que nos queda disfrutarla hasta verla alcanzar su techo como jugadora dentro de unos años cuando llegue a su madurez deportiva. No es habitual ver a una española jugando a su nivel en la NCAA, así que se hace difícil no tener muchas esperanzas puestas sobre ella.

 

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.

Un comentario en «Blanca Millán vuelve a la cancha y el baloncesto sonríe»

Deja una respuesta