Como ya es habitual, María Conde está jugando a un nivel estratosférico. La estrella española está cada vez más consagrada entre las mejores del continente a sus 25 años.

Conde empezó la temporada en su línea, siendo la más destacada del USK Praga en los primeros partidos.

Para empezar los encuentros oficiales de este curso, María hizo 30 puntos, 10 rebotes, 8 asistencias, 3 robos y 41 de valoración. Unos números para los que solo necesitó 29 minutos en la pista.

En el segundo partido de Praga, otra vez vimos una gran versión de Conde. Otro doble-doble para su historial. En este caso con 17 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 5 robos y 24 de valoración.

En Praga todavía no están las americanas, pero ya se vio la temporada pasada que Conde también brilla con el equipo al completo.

 

 

El curso pasado en EuroLeague los promedios de la madrileña fueron de 17.1 puntos, 5.7 rebotes, 2.8 asistencias y 1.5 robos con un 42.8% en tiros de campo. Una media de 16 de valoración por partido.

Esta temporada, con más experiencia y un rol cada vez más protagonista tanto en su club como en la Selección Española, es muy probable que veamos a la mejor Conde.

 

 

 

Imágenes vía: FIBA

 

#EntraEnLaZona

 

Si te gusta leer y escuchar podcasts sobre baloncesto te recomendamos que nos sigas en nuestro Patreon y allí encontrarás contenido exclusivo que no está en la web. ¡En patreon.com/elperimetro lo encontrarás!

Por Manu Fresno

La magia ocurre sobre el parqué, solo soy encargado de narrarla.